Tienda granel

Legumbres Hay 9 productos.

Las leguminosas son una magnífica fuente proteica. Si bien el valor biológico de esta proteína se ve limitado por la falta de un aminoácido esencial como la metionina, esto se resuelve al combinar legumbres con cereales. El nutriente principal que aportan las legumbres son los hidratos de carbono; además, su elevado aporte de fibra, facilita la movilidad intestinal y evita el estreñimiento. Tienen un índice glucémico bajo, es decir, que generan un incremento progresivo de la glucosa en sangre. Esto, se produce también gracias a la gran cantidad de fibra que contienen. El gran problema de las legumbres es la producción de gases debidos al metabolismo de la fibra. Para evitar estas molestias hay que tomar unas sencillas medidas: * Consumir legumbres regularmente, para que la flora intesrtinal adecue; si no hay hábito de consumo, inició con pequeñas cantidades que se incrementarán gradualmente. * Durante el tiempo de remojado y la cocción, utilizar algas marinas que mejoran la digestibilidad de las legumbres y acorta ligeramente la cocción. * Añadir hierbas como el comino, anís o hinojo al agua de cocción. Mejoran la digestión y evitan flatulencias. * Masticar lentamente y ensalibar bien genera una aportación enzimática imprescindible que inicia el proceso de digestión a nivel de la boca y mejora el proceso. A nivel de minerales, destaca su aportación, sobre todo en hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo, silicio, zinc y otros oligoelementos. Aunque el hierro vegetal (hierro no hemo) se absorbe en menor cantidad, esto se resuelve combinando alimentos que aportan vitamina C (limón, tomate, perejil, verduras crudas, etc.), tal como sugieren las ancestrales tradiciones culinarias. Las legumbres son pobres en grasas, pero destaca su contenido en lecitina, un fosfolípido (grasa) clave para la función cerebral. Si bien la lecitina está asociada con la soja, por ser su fuente más conocida, esta sustancia esta presente en todas las leguminosas. En general las legumbres se aconsejan en estreñimiento, hipercolesterolemia, hipertensión, problemas cardiovasculares, diabetes, astenia, parasitosis, nerviosismo, reumatismo, desórdenes glandulares, dispepsias, gota, cálculos renales, afecciones hepáticas, lactancia, convalecencias, desgaste intelectual, crecimiento , menopausia, vejez, estreñimiento, hemorroides, apendicitis, divertículos y varices.
Mostrando 1 - 9 de 9 items
Mostrando 1 - 9 de 9 items